Humedales

“Prairie potholes.” Foto: USFWS Mountain-Prairie.
wetlands bar chart-spanish

Invertir en conservación es redituable

Mapa anual de distribución de la Cerceta Alas Azules.Mapa anual de distribución de la Cerceta Alas Azules. Clic para ver una versión animada de este mapa.

Los humedales están dispersos a lo largo de Norteamérica y proporcionan hábitats clave para las aves acuáticas y muchas otras especies. Los humedales ayudan a recargar los acuíferos, controlan las inundaciones y proporcionan agua limpia para la gente. Los esfuerzos coordinados para la conservación de los humedales, así como el manejo controlado de la cacería, han contribuido a la salud de las poblaciones de patos, lo que demuestra que nuestros países son capaces de cumplir cuando trabajamos juntos por la conservación de las aves.

Estatus: Los patos y otras aves acuáticas están en buena forma

La mayoría de las aves acuáticas siguen siendo comunes y están ampliamente distribuidas y son de baja preocupación para la conservación. Las poblaciones de patos y gansos y otras aves acuáticas como garzas, charranes y rascones han crecido en las últimas cinco décadas, gracias a las inversiones empleadas en la conservación de humedales. Aun así, existen 33 especies de aves que están en la Lista de especies de preocupación común, incluyendo especies que dependen de hábitats costeros en invierno, como los eiders y las negretas.

Aprender de los logros: Planear y financiar la recuperación continental de las aves acuáticas

El tratado sobre aves migratorias de 1916 terminó con la cacería comercial y promovió el manejo internacional coordinado de aves acuáticas. Actualmente los cazadores son los principales promotores de la conservación de las aves acuáticas y los humedales. Los fondos de la “Estampilla para Patos” (Duck Stamp) apoyan la compra y protección de hábitat. El Plan de Manejo para las Aves Acuáticas de Norteamérica (NAWMP) reúne a científicos, funcionarios de gobierno y manejadores de tierras de Canadá, Estados Unidos y México, para coordinar los esfuerzos de conservación de aves y humedales. En las últimas dos décadas, el Acta para la Conservación de los Humedales de Norteamérica (NAWCA) ha aportado 1,400 millones de dólares en fondos que han servido como catalizador para generar 2,900 millones de dólares en fondos de contrapartida para proyectos que beneficiaron a más de 12 millones de hectáreas de hábitat en los tres países.

Entrar en Acción: Generar financiamiento y detener la pérdida de humedales

Hunter with his dog.Los cazadores de patos han puesto el ejemplo para la conservación de aves y hábitats en Norteamérica. Cortesía de Ducks Unlimited canada.

A pesar de estos logros, los humedales siguen siendo desecados para la agricultura y el desarrollo, contaminados por pesticidas, invadidos por especies exóticas y afectados por el cambio climático.